El ahorro, un hábito financiero responsable para tus hijos

Un informe de PISA avala que nuestro país está en la décima posición de los 15 países de la OCDE analizados, según informa Price Water House (PwC),  sobre conocimientos financieros en niños de entre 13 y 15 años. Es decir, que en materia escolar, España dedica a los contenidos financieros un número de horas muy inferior en comparación con otros países a pesar de contar con la jornada escolar más larga.

La educación financiera se podría definir como la capacidad de una persona de entender cómo funciona la economía y tomar decisiones a partir de ese entendimiento. Este tipo de información nos permite desarrollar habilidades que finalmente se van a traducir en un mayor bienestar económico y por lo tanto, estar mejor preparados para momentos de crisis económica como los que estamos viviendo ahora.

Si desde pequeños educamos a los niños en el concepto de ahorro, en el buen uso del dinero, se encontrarán mejor preparados para próximas crisis que se puedan producir. El uso responsable y la planificación económica es básico para las futuras generaciones. Un ejemplo de ello es la fundación Inspiring Girls, que ha puesto en marcha el Club Financiero Inspiring Girls con el objetivo de que adolescentes y jóvenes aprendan a gestionar sus propias finanzas y conozcan las nuevas tendencias y el mercado financiero de una forma sencilla. Se apoyan y cuentan con la experiencia de mujeres reales que trabajan en compañías de prestigio.

  • La literatura también nos puede ayudar

BAPI, es un libro escrito por Pilar Mellado, técnico de la CNMV, integrada en el programa voluntarios de Educación Financiera, y su objetivo es llevar la educación financiera a los más pequeños. La autora tuvo la idea de crear este libro, para difundir conceptos a través del protagonista, BAPI, un elefante imaginario que protagoniza un libro infantil para que los niños aprendan conceptos financieros básicos, como “hucha”, “banco”, “gasto”, “ahorro” o “deuda” de una manera divertida. 

Mellado afirma que “es importante que los niños se empapen de historias que les trasladen a un universo de superhéroes, príncipes y princesas, animales fantásticos u objetos que cobran vida”. Estas historias además de ser entretenidas para ellos, pueden acompañarse de lo que llamó píldoras educativas, y ese es el objetivo de BAPI, divertir repartiendo píldoras financieras. 

  • El impacto de las redes sociales en el consumo

Es cierto que hoy en día, es difícil hacer este ejercicio, vivimos en una sociedad consumista, donde todo se muestra. Las redes sociales no ayudan a que los más pequeños se conciencien de lo que cuesta ganar dinero y mucho menos ahorrar. 

En esta red social, muchos influencers patrocinados por grandes marcas, muestran un sinfín de productos y servicios. Aquí es donde recae el trabajo de los más mayores, explicar que no todo lo que vemos y queremos se puede comprar. 

Si queremos que los más pequeños sean personas educadas, con valores y de éxito, tenemos que conseguir inculcar el sacrificio que conlleva el ahorro con el esfuerzo para conseguir las cosas que quieren. 

Uno de los primeros pasos que podemos hacer, es regalarles una hucha desde pequeños. A partir de ese momento, en su próximo cumpleaños o fecha señalada si reciben algún regalo económico, tendrán que depositarlo en su hucha. En este caso, una práctica para tener conciencia del dinero, es contarlo y poner ejemplos, es importante explicarles que con el dinero que llevan ahorrando desde hace X tiempo, se podrían comprar eso que quieren, pero que si lo gastan todo volverán a cero.

Más adelante también se puede proponer realizar actividades para ganar dinero. Crea un calendario con objetivos semanales de tareas del hogar. Que sean sencillas, pero que requieran la inversión de un mínimo de tiempo y esfuerzo, y que si realizan todo lo que se les ha propuesto, puedan obtener dinero. Con este método sabrán lo que cuesta ganar el dinero gracias al sacrificio. 

La educación financiera viene dada desde casa, si empezamos con estas prácticas y conseguimos que en los colegios cada vez se hable más de finanzas personales y se ponga en práctica, estaremos creando nuevos hábitos para las nuevas generaciones que harán que su vida sea más fácil y llevadera, además conseguiremos que aprecien más las cosas cuando las compren con el fruto de su esfuerzo y tenacidad. 

Equip Editorial
  1. Ramon Puig says:

    La cultura de l’estalvi projectat per arribar a tindre el que necessitem per adquirir quelcom, a casa el varem començar a l’edat de set anys i he de dir que amb molt bons resultats.

    • David López says:

      La capacitat d’estalviar i com fer-ho, potser hauria de ser contingut obligatori a l’escola. Ben fet Ramon! 💪😉

      Hace 1 mes

Deja una respuesta